COMPROMÍS PIDE AMPLIAR EL CONCIERTO ECONÓMICO VASCO A TODAS LAS REGIONES

Compártelo:

compromis

11/04/2016Fuente: LASPROVINCIAS.ESLa coalición lleva junto a Podemos una iniciativa al Congreso para cambiar la financiación, aunque no incluye la compensación por los últimos sistemas.

El debate sobre la reforma del sistema de financiación autonómica regresa hoy al Congreso de los Diputados -si es que alguna vez ha dejado de estar presente. Los cuatro diputados de Compromís, junto a los cinco parlamentarios valencianos de Podemos -es decir, los nueve elegidos en la candidatura encabezada por Joan Baldoví- defienden hoy ante el pleno una iniciativa (con forma de proposición no de ley) en la que se solicita poner en marcha el proceso para elaborar un nuevo sistema de financiación autonómica. Una propuesta que propone también «establecer un concierto económico responsable entre el Estado y las CCAA que resuelva el conflicto de financiación existente y garantice el consenso sobre las reformas necesarias para que mejore su eficacia» -una referencia en abstracto, que parece querer extender el sistema del cupo vasco al resto de regiones españolas-.

El concierto económico o cupo vasco es un sistema que, a juicio del resto de comunidades autónomas, privilegia tanto al País Vasco como a Navarra -en este caso se denomina 'Convenio'- en detrimento de las del régimen común, que son todas las demás. Ambas regiones disponen de autonomía tributario-financiera y pagan al Estado, de forma pactada periódicamente, una cantidad determinada por los servicios que éste presta en esas autonomías. En la exposición de motivos, los nueve parlamentarios no hacen referencia expresa al cupo vasco o al 'Convenio' navarro. Pero sí citan a algunos economistas que atribuyen el menor crecimiento de la economía valenciana en PIB per cápita, en productividad por ocupado y en renta disponible per cápita «a un exceso de aportaciones que viene realizando la economía valenciana al resto del Estado, de acuerdo con lo que se denomina 'déficit fiscal con el Estado español': o lo que es lo mismo, la creciente diferencia entre los impuestos y recursos que recaudan anualmente en Valencia el sector público central (Estado y Seguridad Social) y el gasto público que en Valencia recibe del mismo».

La iniciativa utiliza los datos de las balanzas fiscales hechas públicas en 2005. «El pueblo valenciano paga a España 23.000 millones de euros y recibimos 20.000 millones», es decir, un déficit de 3.000 millones y del 3,62% respecto de nuestro PIB», se señala.

La propuesta señala que el nuevo modelo de financiación debe corregir necesariamente «las carencias, injusticias y prácticas discriminatorias» sufridas por los valencianos durante los últimos treinta años. La referencia no viene acompañada, no obstante, de la incorporación de un criterio definido para el nuevo modelo de financiación que haga referencia a la reparación de esa infrafinanciación sufrida por los valencianos por al aplicación del modelo vigente -aprobado en 2009- y los anteriores. El nuevo sistema «debe acabar con la práctica del status quo (sic) a la hora de asignar recursos», reconocer «la población efectiva a financiar», valorar el coste del estado del bienestar valenciano «de forma y manera que sea un indicador de mínimos a la hora de establecer los recursos necesarios» y también la renta per cápita de los valencianos «para establecer si deben ser aportantes o receptores netos de recursos del Estado».

A la iniciativa de los nueve diputados que se presentaron con la candidatura de Compromís-Podemos el 20D se ha presentado una enmienda por parte del PSOE. Los socialistas invitan a estas formaciones a incorporar el criterio de compensación de la infrafinanciación que ha venido sufriendo la Comunitat Valenciana con los últimos modelos. Una propuesta que Ximo Puig ya trasladó a Cristóbal Montoro en la reunión que mantuvieron hoy hace ocho días y que el propio ministro de Hacienda se mostró partidario de estudiar por si se podía incorporar al nuevo sistema.

...