“SIEMPRE HE APRECIADO UN DÉFICIT DE ANÁLISIS RIGUROSO, TÉCNICO Y JURÍDICO SOBRE LO QUE ES EL CONCIERTO ECONÓMICO ”

Compártelo:

inaki alonso

IÑAKI ALONSO
Entrevista al Subdirector de Hacienda Foral

Acabas de defender la tesis doctoral "Derecho de la Unión Europea y Concierto Económico" tras casi 20 años de trayectoria profesional en la Hacienda Foral de Bizkaia. ¿Cuándo empezó tu relación con el Concierto Económico y cuando se convirtió en algo tan especial como para hacer de su estudio el objeto de investigación para tu tesis doctoral?.

Mi primer acercamiento fue cuando preparé la oposición para ser inspector de finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia, y ya me pareció interesante. Con posterioridad, el día a día de mi trabajo ha sido el que realmente me ha mostrado toda la dimensión que tenía y me ha permitido vivir en primera persona una época especialmente interesante desde el punto de vista del Concierto Económico, la de su encaje en Europa.

Además, creo que nosotros somos también los que tenemos que dedicarnos al estudio académico del Concierto Económico, porque fuera no le van a prestar atención. Es decir, es mucho mas difícil que le presten atención y siempre he apreciado un déficit de análisis riguroso, técnico y jurídico sobre lo que es el Concierto Económico y sobre cómo funciona.

¿Cómo has compaginado tu responsabilidad profesional como subdirector en la hacienda foral con el tiempo y la dedicación que exige la elaboración de una tesis que ha merecido la calificación de "cum laude"?.

Pues estirando las horas, porque efectivamente el trabajo aquí es exigente. Todas la exigencias de horarios, de dedicación... pero también es cierto que en gran medida la tesis refleja problemáticas y circunstancias que he tenido que vivir por mi trabajo, es decir, en ese sentido si ha habido una sinergia entre ambas cosas.

Obviamente luego le quitas tiempo a la familia, le quitas tiempo al descanso, porque al final conseguir ordenar las cosas y llevar adelante el trabajo de investigación lleva su tiempo. De hecho, es una tesis que empecé a hacer en el año 2010 y he podido defender en noviembre de 2015, es decir, me ha llevado trabajo pero también ha tenido espacios muertos, por no haber podido dedicarle el tiempo y la continuidad que requiere un trabajo de estas características.

Nos gustaría que hicieras una breve reflexión sobre algunas características del Concierto Económico que te voy a mencionar a continuación que recurrentemente se atribuyen al mismo. Por ejemplo, privilegio.

Se acusa al Concierto Económico de ser un privilegio. Yo no estoy de acuerdo en que sea un privilegio en el sentido usual de derecho beneficioso que tienes tú y que no tienen los demás.

Es cierto que en épocas de bonanza y en épocas en las que haya podido haber una buena gestión de la hacienda, el Concierto ha permitido tener un excedente de financiación en relación con otros sistemas de reparto, como por ejemplo existen para las comunidades autónomas de régimen común. Sin embargo, también es cierto que en épocas de contracción económica o en épocas en que tu gestión no es tan buena tienes un déficit de dotación de recursos que, como en otros sistemas, no se te va a compensar. Por ello, creo que considerarlo un privilegio es fijarse solo en la superficie, es decir, en los efectos que puede haber en un determinado momento concreto sin conocer, ni comprender verdaderamente la profundidad del sistema.

¿Qué opinas de aquellos que dicen que es una figura anacrónica desde el punto de vista histórico?.

Iñaki: La mayoría de nuestras instituciones tienen un origen histórico. Por ejemplo, el derecho de propiedad tiene su origen en la época romana. Lo que es cierto es que el Concierto se ha adaptado, es decir, el concierto de 1878 no tiene nada que ver con el concierto que tenemos hoy en día. Con lo cual, tiene un origen histórico pero no creo que sea un anacronismo porque se ha adaptado a los tiempos. Un anacronismo para mi es algo que no se adapta a la realidad del momento.

¿Opinas que el Concierto Económico tiene la característica de responsabilidad?.

Iñaki: Sin ninguna duda. Creo que esa es la gran diferencia entre un régimen como el Concierto Económico y un sistema de reparto de ingresos como el que puede haber en las comunidades autónomas de régimen común. Al final aquí, tú eres responsable de tus actos, tú eres responsable de tus decisiones políticas económicas, tú eres responsable de cómo gestionas tu hacienda y en función de eso vas a tener recursos o no vas a tenerlos para financiar al gasto público. Solo vas a tener los recursos que deriven de tus decisiones y tendrás que asumir las consecuencias positivas o negativas de las mismas. Otros regímenes de descentralización son más tutelados y tienen mucha menor responsabilidad. De hecho, uno de los problemas que se achaca permanentemente al régimen de financiación de las comunidades autónomas de régimen común es la falta de responsabilidad o corresponsabilidad fiscal entre las distintas instituciones.

¿Qué opinas de la bilateralidad?.

La bilateralidad es la esencia del Concierto Económico y esa es su verdadera raíz histórica. Al final es un pacto en igualdad de condiciones para disciplinar las relaciones financieras y tributarias. Lo que creo es que la bilateralidad solo nos la creemos desde el País Vasco.

La práctica me ha demostrado que la bilateralidad la entendemos y la defendemos perfectamente desde la parte vasca, pero no se comparte de la misma manera desde la administración del Estado, que no actúa con la lealtad que debería en un régimen bilateral y siempre pretende, en muchos pequeños detalles, aplicar el mismo rodillo centralizador que aplica en muchos otros ámbitos competenciales.

¿Y finalmente crees que el Concierto Económico es insolidario?.

El Concierto Económico como modelo no es insolidario en absoluto, porque se basa en que de lo que nosotros recaudamos aportamos una cantidad fija al Estado, determinada además como una variable exógena en nuestra propia recaudación en función de los presupuestos del Estado, y ahí están incorporadas las partidas destinadas al fondo de solidaridad entre las comunidades autónomas. Otra cosa es que el fondo este bien o mal diseñado. Pero yo creo que no es un problema de Concierto Económico.

La siguiente pregunta está relacionada con lo que has comentado de la bilateralidad en la práctica. En tu experiencia profesional ¿cómo calificarías la actitud de la administración tributaria del estado en relación a la aplicación práctica del Concierto Económico?.

Tengo que decir que en la mayoría de los supuestos se percibe que no se cree el modelo y no lo comparte. En realidad desde la administración del Estado sigue percibiéndose como algo que rompe sus esquemas, porque obviamente con el resto de las comunidades autónomas no tienen esa misma manera de funcionar.

Además, el Concierto Económico supone una descentralización del poder político. Es una cesión o una compartición de la soberanía y desde una perspectiva asimétrica, porque solo funciona con los Territorios Históricos y con Navarra en el caso del Convenio Económico, y eso es probablemente lo que más cuesta asumir desde la administración del Estado. Tampoco podemos olvidar de donde venimos, es decir, el modelo de organización del Estado que sale de la constitución del 78 es inmediatamente heredero de una España centralista propia de la dictadura.

Aunque somos conscientes de que eres un partidario incondicional del Concierto Económico y precisamente por ello, ¿nos puedes enumerar algún déficit o ámbito susceptible de mejora en el modelo actual?.

Si. Lo ideal para el concierto sería que las dos partes que estamos en ambos lados de la mesa actuáramos con lealtad a aquél. Esto sería un componente que ayudaría mucho a su estabilidad. Además, sí que es cierto que tiene déficits que creo que deben abordarse. Como son, por ejemplo, la incardinación de los Territorios Históricos en la fase internacional del derecho tributario, que al final cada día tiene más peso e importancia. No solo por nuestra pertenencia a la Unión Europea, sino porque estamos en un mundo más globalizado y además estamos viendo que la fiscalidad está entre las prioridades de las agendas de todos los organismos internacionales.

No se ha asumido de una manera lógica o natural la participación de las Haciendas Forales en todo el aspecto internacional ni en los cauces de relación con otras organizaciones, ni en los procesos de elaboración de los tratados y acuerdos internacionales, ni en los propios procesos de elaboración de derecho de la Unión Europea. Es cierto que hemos conseguido participar en determinados órganos técnicos, tras mucha pelea, con un papel secundario y aunque sea muy importante esta participación, creo que hay que avanzar en esa vía, para verdaderamente tener un sistema tributario pleno integrado en el mundo.

Vamos a pasar al ámbito interno. En la actualidad estamos inmersos en un debate abierto sobre la organización territorial del estado español. ¿Qué consecuencias crees que un nuevo modelo de estado puede producir en el sistema de financiación de Euskadi?.

Esta es una de las preguntas más difíciles, porque además creo que no solo estamos en debate sobre la organización territorial del estado, también estamos en un debate sobre la organización territorial de la comunidad autónoma.

Obviamente el encaje de determinadas regiones en el conjunto del estado español, sobre todo Cataluña, que esta planteando unos requerimientos de primer orden que yo creo que son consecuencia del fracaso del modelo de la constitución del 78. Sin embargo y sinceramente, creo que va a tener pocas consecuencias para el régimen de Concierto Económico, porque bastantes patatas calientes hay dentro del puchero de la organización territorial del Estado como para meter más ahí. En realidad, nuestra importancia cuantitativa dentro del Estado español es muy reducida y por lo tanto no creo que haya una relación tan directa. Obviamente lo que sí van a hacer todos los debates sobre la reorganización del Estado, es poner el Concierto Económico nuevamente en el ojo del huracán como muchas veces ha estado. No tanto por el concierto en sí mismo, sino por ser la excusa a través de la cual se plantean reivindicaciones de otra índole de las comunidades autónomas de régimen común respecto al Estado.

Tu tesis doctoral se centra en el Concierto y Europa, ¿cómo ves el futuro de la Unión Europea desde la perspectiva fiscal?.

La verdad es que la palabra es apasionante. Yo creo que estamos en un momento muy bonito desde el punto de vista de tributación general. Precisamente creo que una de las consecuencias de la crisis ha sido poner de manifiesto que los ingresos tributarios son un elemento fundamental del sostenimiento de los estados del bienestar y que no puede haber una verdadera cohesión ni en Europa ni en ninguna parte si no hay una cierta armonización o por lo menos unas ciertas reglas de juego que respetemos todos.

Creo que además la Unión Europea replica en ese sentido perfectamente la misma pulsión que hay dentro del estado español entre la autonomía de las regiones y del estado central. Precisamente el Brexit de Reino Unido es un reflejo de esa pulsión. Evidentemente, soy un convencido de que más Europa va a ser mejor para todos, porque esa es la experiencia de la que venimos, y porque además unidos y en colaboración, siempre se consiguen más cosas, hacerlas mejor, o con mayor utilidad para todos.

Obviamente será difícil. La fiscalidad hasta ahora ha sido el gran reducto de los estados miembros como competencia económica. Se resisten a perderla, pero hay que perderla en cierta medida. Otra cosa es que quieran ir a unos ritmos unos actores y otros a otros y que no veamos frutos inmediatos sino tal vez hasta 2020-2025. Creo que el futuro nos va a ofrecer muchos retos que hay que abordar porque no se puede hacer la política del avestruz y probablemente habrá que buscar soluciones imaginativas para muchas cosas.

Como consecuencia de la sentencia del 11 de septiembre de 2008 se despejaron las dudas entorno al encaje del Concierto Económico en el ordenamiento jurídico comunitario. ¿Cómo auguras el futuro de las competencias fiscales de los territorios históricos en el marco europeo?.

Creo que la sentencia del 11 de septiembre de 2008 es el acontecimiento más importante que se ha producido en toda las historia del Concierto Económico.

¿Eso qué significa? Significa que somos un actor más. Un actor más equiparable en ciertas competencias fiscales a cualquiera de los otros 28 estados miembros. Nuestras capacidades fiscales se limitarán en la medida en que se limiten las de los 28 estados miembros. Cierto que hay una diferencia, y es que no participamos en la toma de decisiones de esa limitación de capacidades que deciden los 28 en igualdad de condiciones, precisamente porque hay un déficit, que es el que comentaba antes, dentro del estado español en esa participación.

Al fin y al cabo, esta es la diferencia entre vivir aislado o vivir en comunidad. Si vives aislado eres más autónomo, pero también te lo tienes que hacer todo tú. En comunidad tienes unas ventajas y unos inconvenientes, tienes unas limitaciones. Supongo que serán limitaciones que como van a afectarnos igual que a todos los demás, no van a afectar a la esencia del Concierto Económico, ni verdaderamente a nuestra capacidad.

Las dos últimas preguntas son de carácter más personal. El concierto está de moda en los foros políticos y académicos y seguro que conoces la iniciativa de Pedro Luis Uriarte de constituir recientemente la comunidad del concierto económico, ¿que opinión te merece este tipo de iniciativas?.

Creo que son positivas, muy positivas. Creo que uno de los grandes déficits que tiene el concierto económico hoy en día, es el de su socialización y el de su conocimiento. Antes hablábamos de calificativos que se le atribuyen al Concierto Económico en muchas ocasiones por desconocimiento.

Quizás la virtud que tiene la iniciativa de Pedro Luis es que pretende una socialización en un nivel de profesionales, no de gran público, que se supone que deberían tener una concienciación mayor respecto a nuestras particularidades fiscales, porque se dedican al mundo empresarial, al mundo profesional. Me parece que todo este tipo de iniciativas son muy positivas y es el camino que debemos de recorrer.

Porque esto no nos lo va ha hacer nadie. En el fondo, sí creo que hay una cierta conciencia social de que aquí podemos hacer las cosas de otra manera porque tenemos unas capacidades que no hay en otras regiones del estado. Otra cosa es en qué se traduce el conocimiento de cuáles son esas capacidades. Y creo que el conocimiento es fundamental para mantener las instituciones. En realidad, eso es lo que dijo el Tribunal Constitucional cuando habló de los derechos históricos: garantizar la pervivencia de la conciencia que tiene la colectividad de lo que es el núcleo intangible de esos derechos forales, y en eso es en lo que tenemos que trabajar.

Ya para terminar, ¿tienes en mente enfrentarte a nuevos retos profesionales y de investigación relacionados con el concierto?.

Los tengo en mente pero parados. Después de haber dedicado tanto tiempo y tanto esfuerzo a la tesis es como el cultivo. A las tierras de cultivo hay que mantenerlas un tiempo en barbecho para que luego puedan volver a dar frutos. En este momento, sin estar parado porque el trabajo no me lo permite, estoy en una pausa. No dudo que probablemente y con lo interesante que se está poniendo todo esto, algo seguiremos haciendo por esta vía.

Muchas gracias, Iñaki.

A vosotros 

...