DOS VISIONES SOBRE EUSKADI, NAVARRA Y SU HECHO DIFERENCIAL

Compártelo:

Alli y Monreal

17/05/2015Fuente: EL CORREOJuan Cruz Alli, expresidente del Gobierno foral, y Gregorio Monreal, exrector de la UPV, debaten acerca del Concierto, la Transición y el futuro del Estado autonómico.

Son dos heterodoxos ya jubilados, pero aún dan algunas clases en la Universidad y observan la actualidad desde la lucidez intelectual y un fondo de armario de experiencia y cultura histórica. El futuro de Navarra y el sistema del Concierto, en el punto de mira de algunos, centran la conversación entre Juan Cruz Allí, presidente del Gobierno foral entre 1991 y 1995, y Gregorio Monreal, quien fuera rector de la UPV y presidente de Eusko Ikaskuntza.

La tesis de que el Concierto vasco y el Convenio navarro son un privilegio ha vuelto. ¿Les inquieta?.

Gregorio Monreall: No es nueva la tesis. Los vascos y los navarros tienen el Concierto y el Convenio, respectivamente, pero no porque sea un privilegio sino porque es una disposición constitucional.

Las encuestas apuntan que Ciudadanos, hasta con cuatro escaños, puede tener un papel clave en el futuro Parlamento foral navarro. Esta fuerza emergente plantea la supresión del Concierto vasco y el Convenio navarro. ¿Vaya paradoja, no?.

Juan Cruz Alli: No lo puedo entender. Solo un ignorante o un demagogo puede atreverse a pedir que se derogue este sistema.

A la vez emerge una dura crítica de la transición y del Estado de las autonomías. ¿La comparten?.

Alli: Analizar determinados hechos históricos desde la perspectiva de hoy no es coherente. Criticar ahora los fallos de la transición es como arrimarse al toro cuando pasa el rabo. Hay que ver cada cosa en su momento. Entonces había que superar el régimen franquista y buscar un espacio homologable a Europa. Todavía el régimen de Franco no estaba desmantelado. Los que hicieron la Transición hicieron una gran contribución a la convivencia buscando una fórmula que fuera factible. Y frente a los maximalismos que planteaban sobre todo los grupos de izquierda y también algunos grupos de centro derecha, como los demócratas cristianos, de estado federal o derecho de autodeterminación... ¿qué fue posible? Era un modelo regional que seguía al de la República. Los constituyentes buscaron la legitimidad del régimen republicano. La solución autonómica fue de compromiso entre el centralismo y el federalismo con derecho de autodeterminación. Una fórmula mixta que sin llamarle federalista, estaba más próxima al federalismo homologable europeo. Fue muy buena para un reconocimiento de las nacionalidades, de las regiones y de los hechos diferenciales.

Para muchos el problema es que eso terminó como un "café para todos"...

Alli: Eso es relativo porque algunos hechos diferenciales son explícitos y asumidos. No sólo en el aspecto económico y fiscal, también en el tratamiento cultural o lingüístico, o en el Derecho Civil. Había puntos de partida muy distintos, comunidades sin identidad, eso dio lugar a un régimen inicialmente diferenciado que evolucionó, por una cosa como el afán de emulación, que es un eufemismo por no llamar a las cosas por su nombre, la envidia colectiva, a otro sistema. Ya lo vimos con Andalucía cuando pidieron ser como las comunidades históricas porque nadie era más histórico que Andalucía. No en autogobierno. O con los valencianos. Y al final tenemos un modelo prácticamente uniforme con hechos diferenciales difícilmente extensibles. Por eso cada vez que se habla del Concierto y del Convenio hay que recordar que esto tiene una justificación histórica, que no es un elemento ajeno a la realidad. La Constitución tuvo mucho cuidado de ser una Constitución histórica. Reconocía los hechos diferenciales preexistentes, y tan diferencial es plebiscitar el Estatuto como el reconocimiento que hace la Constitución a las lenguas y culturas, y a los derechos históricos. Hemos partido de posiciones distintas porque además ese texto histórico lo acepta el constituyente que es el pueblo español, que aprueba que haya hechos diferenciales. Creo que ha funcionado y ha reconocido la pluralidad de este país, cosa que no había hecho ninguna Constitución de laboratorio, ni la republicana del 31 ni la de la Restauración. Es la primera Constitución que acepta los hechos diferenciales.

Monreall: Yo añadiría matices porque hay una crisis del Estado de las autonomías. Quiso dar respuesta en principio a un problema de sed de autonomía que existía en Cataluña y en el País Vasco. Había un problema real en estas dos comunidades. La solución por la que optaron Clavero y Suárez fue la de relativizar la posición singular de estas comunidades dentro de España creando un sistema autonómico general, concediendo autonomía a muchas regiones en las que no existía un deseo autonómico. Pero una vez creada la realidad surge una dinámica propia, con una administración autonómica, unas élites administradoras y aparece la conciencia autonómica "sui generis".

Alli:Hay un problema de viabilidad.

Monreall: Este sistema se basaba en una financiación de fondos europeos, Andalucía ha debido recibir entre 80.000 y 100.000 millones desde Europa, Europa tiene que invertir en el Este, El Estado no tiene dinero, está endeudado. Y eso ha dado lugar a un problema de fondo de financiación. Cataluña no está conforme con el sistema de financiación para mantener el propio ritmo de desarrollo de la comunidad. Hay un problema. Los intentos de hacer un Estatuto nuevo fracasaron y hay un momento en el que el Estado amenazaría con descomponerse si el proceso siguiera adelante. ¿Eso puede dar lugar a una segunda transición?. Admito todo el balance positivo del Estado autonómico pero ahora vamos a ver un problema importante. Primero un problema de financiación del sistema, el Estado se financia con deuda pública que equivale al PIB. Salvo un cambio económico grandísimo, no hay una fórmula para financiar el Estado tal como está. Y luego esta el problema del tensionamiento del Estado por parte catalana. Por parte vasca hay una contención muy racional. Los vascos no tensionan el Estado, los catalanes sí. No se puede no dar indefinidamente una respuesta al problema catalán.

Alli: Se han cambiado los papeles. Eran los vascos los que reivindicaban. La crisis en el País Vasco supone un ejercicio de realismo político y una moderación, olvidándose del maximalismo. Y es Cataluña la que asume esa bandera. El seny pasa al Atlántico y la reivindicación pasa al Mediterráneo.

Monreal: Los catalanes no pueden dar marcha atrás, pero tampoco el Estado puede dar más con concesiones.

Ellos no tienen el Concierto Económico ...

Alli: El Concierto Económico ayuda peor no es la solución. Ellos lo tuvieron en la mano pero no lo quisieron. No quisieron asumir la responsabilidad en el ingreso, sólo quisieron la del gasto. Con pólvora del rey buenas salvas ... No tienen salida.

Monreal: Son situaciones muy distintas. El País Vasco, con el Concierto, ha practicado una política industrial inteligente. Hay que recordar como era la situación en 1981, con un paro del 20%, una ETA enloquecida, una industria destrozada, y ver la situación actual, con el PIB más alto del Estado, prestaciones sociales que se desconocen ... eso no ocurre en Cataluña. Tiene una crisis profunda en la financiación de la sanidad y educación. Lo de Cataluña no tiene remedio porque el Estado no se puede permitir prescindir de la aportación catalana. Rajoy no puede pactar. Requeriría un pacto de Estado a fondo y no veo condiciones para ello. El País Vasco puede practicar la paciencia histórica, aparcando reivindicaciones. Y eso por muy críticos que se pongan algunos catalanes contra el Concierto.

La "renta antigua del inquilino del ático" como dice el analista catalán Enric Juliana ...

Alli: Vamos a analizar que presión fiscal tenemos. Tanto con el concierto vasco como con el Convenio navarro tenemos los tipos de IRPF por encima de la media del pañis, la contribución a la solidaridad es en función de un parámetro objetivo pactado con el Gobierno de turno, aprobado por las Cortes. El Cupo es revisable, como todo, habrá que sentarse y hablar. ¿La mejora de la renta hace cambiar el coeficiente?. Pues es si es así, que se replantee. Se olvidan de eso, o no lo saben o están engañando haciendo demagogia. Y siu estamos mejor será porque nos los pagamos generando ingresos y con una gestión más eficaz del gasto. ¿Qué prefieres que te den la paga o trabajar?. Hay mucha demagogia que no es nueva, de los que quieren que se les dé más sin riesgo de asumir la recaudación. Quiero pensar que lo hacen desde el desconocimiento.

Monreal: En navarra se pasa de la soberanía fiscal hasta 1841, una aportación voluntaria a la Monarquía, y aquí se contribuyo mucho a ello, a un pacto que da lugar al régimen del Convenio económico. Y en la CAV los Conciertos datan de 1876. Eso ha durado durante más de 100 años con la excepción del franquismo en Gipuzkoa y Bizkaia. Es un derecho histórico mantenido de una manera constante. Hay un índice de imputación en función de la población y el PIB que se ha mantenido durante 30 años. Los Conciertos se aprueban en la Cortes españolas y las leyes del Cupo quinquenales también, con métodos transparentes. Las cosas del Convenio de Navarra no se hablan, decía Urralburu. ¿Por qué no?. Eso ha sido un error. No hay privilegio, hay transparencia.

Otra cuestión también a debate es el Cupo. ¿El actual Cupo o aportación al estado es baja y habría que revisarla para ser más solidarios?.

Monreal: Eso habría que verlo, en el año 81 había una situación espantosa, pero hay que tener cuidado. ¿Hasta qué punto se puede aumentar el Cupo en la CAV sin que se venga abajo todo el sistema?. ¿Qué es solidaridad?. En el Cupo Vasco y en el navarro se contribuye a la Solidaridad Interterritorial con el índice de imputación, se paga más si se aumenta ese fondo. ¿Hasta donde se puede aumentar esa solidaridad?. ¿No podíamos intervenir más en el destino final de ese fondo?.

Alli: Detrás de la solidaridad, que es un concepto grato, está la uniformidad. Los hecho diferenciales molestan sobre todo en momentos de crisis. Tendríamos que hablar de todo. Creo que la fórmula es perfecta, es de matemática financiera, no se la invento ni la Diputación navarra ni el Gobierno Vasco, se negoción con los técnicos del Ministerio de Hacienda. Si hay que hacer un ajuste que se haga, pero sin cambiar el modelo.
Monreal: El padre del Concierto económico, Pedro Luis Uriarte, está haciendo un estudio con la tesis de que se podría extender el Concierto. ¿Interesa a los territorios?. ¿Los andaluces estarían dispuestos a un régimen de concierto de responsabilidad en el riesgo?. Pues no.

¿Qué consecuencias podría tener una eventual supresión del sistema de los Conciertos econñomico?.

Monreal: Se habla de un problema grave en Cataluña, pues aquí se produciría un enorme problema y con un efecto inducido que en absoluto se quiere, porque nacería una solidaridad entre Navarra y la CAV para defender una institución que se parece muchísimo.

Alli: Los conciertos son la cave de bóveda de la autonomía. Se podrá modificar el índice de imputación, porque somos más ricos, pero no el sistema. Siempre ha habido uniformistas y ese es un banderín de enganche en época de crisis ... decir que los vascos y los navarros les estamos robando. Es el mismo discurso en Cataluña contra España pero al revés.
Monreal: El discurso de algunos políticos contra los Conciertos revelan un populismo elemental para abordar problemas muy complejo jurídica, técnica y económicamente. La mayoría de esta gente no ha leído ni una letra sobre la historia de los Conciertos, o simplemente sobre la historia del país, se nutren de restos vulgarizados de las ideologías centralizadoras más elementales, han oído algo, es una gran frivolidad. Si a estos señores les hacemos un examen básico de derecho suspenden. No crees Juan Cruz?.

Alli: Desde luego. El fuero no es solo el huevo, pero sin huevo, sin capacidad de gestionar y generar recursos, desaparece. ¿Por qué hemos tenido la capacidad de mejorar los servicios sanitarios o la educación?. Porque en un momento se asumieron riesgos.

Monreal: Un defecto muy importante que han tenido los gobernantes ha sido no socializar el Concierto. Ha habido una socialización paulatina del Concierto sólo en la cúpula de los partidos, pero no en el ciudadano corriente. El gran tema de la legislatura en el Estado va a ser el Convenio y el Concierto. Estoy convencido que más que el derecho a decidir o que la cuestión de la soberanía. Para empezar, la liquidación del Cupo que está pendiente, y hay 1.200 millones a discusión, la ley quinquenal o una posible reforma del Concierto.

Alli: Hay un dato del que no se habla. ¿Cuál es la presión fiscal?. Si tenemos más, recaudamos más, es porque la presión fiscal es mayor y porque hay territorios con mucha renta, como es Madrid, que tiene menos presión fiscal. ¿Están dispuestas oras comunidades a asumir ese riesgo?.

Monreal: No hay solución si no se crea una formula particular de inserción, generosa y a medio plazo, de Euskadi y Cataluña, y que tenga en cuenta la existencia de mayorías políticas distintas. Quizá un confederalismo limitado para unos territorios, no para todo el Estado. De hecho, Euskadi y Cataluña tienen una fórmula confederal en el tema hacendístico.

...