“NUESTRA LABOR ES LA DE INFORMAR A LA GENTE DE LO QUE ES Y SUPONE EL CONCIERTO ECONÓMICO PARA EUSKADI”

Compártelo:

diputado top

JOSÉ MARÍA IRUARRIZAGA ARTARAZ
Entrevista al Diputado de Hacienda. 

La asociación "Ad Concordiam" se constituyó en el año 2000 para conmemorar el vigésimo aniversario del Concierto Económico y con vistas a la negociación del nuevo Concierto en 2001. Usted asumió la responsabilidad de dirigir el Departamento foral de Hacienda y Financias en 2003 y aprobó la continuidad del proyecto. ¿Qué razones le llevaron a tomar esta decisión y a mantener el apoyo a la actividad de la asociación desde entonces?

Cuando asumí el Departamento, tenía muy claro que era un foro donde podíamos impulsar el Concierto Económico. "Ad Concordiam" es una asociación en la que estamos, además de la Diputación Foral de Bizkaia, la universidad del País Vasco y la universidad de Deusto, un foro de encuentro de tres instituciones muy importantes en Bizkaia que coincidimos en la defensa del Concierto. Ésa es la filosofía que pervive en "Ad Concordiam", la de mantener, dar a conocer, la de impulsar e informar sobre lo que es el Concierto Económico para Bizkaia y para Euskadi. Ya hemos visto en los últimos meses, en los que el Concierto Económico ha estado en el epicentro del debate político, que esa labor sigue siendo necesaria. El reciente debate sobre el Cupo protagonizado por partidos políticos y personalidades políticas muy importantes dentro del Estado ha mostrado el absoluto desconocimiento sobre lo que es el Concierto, lo que es el cupo, que tienen estas personas y partidos. Hay que seguir insistiendo, porque si no seguimos insistiendo nosotros, nadie va a hacer esta labor.

¿Por qué se califica siempre el Concierto como privilegio, tanto entre la clase política como entre la ciudadanía?

Por desconocimiento absoluto del modelo. Nadie de todos los que pronuncian la palabra privilegio ha dedicado un minuto a conocer el modelo, ni se ha puesto a analizar lo que hay detrás de todo esto, ni lo que es el riesgo unilateral. Por lo tanto, hoy más que nunca es imprescindible que desde las instituciones vascas salgamos en defensa del Concierto Económico, con argumentos y con bases sólidas. Por eso "Ad Concordiam" tiene mucho sentido en este momento.

En el caso de la ciudadanía, puede ser comprensible la falta de conocimiento sobre el Concierto Económico, pero, ¿no hay también quizá un poco de mala intención en la clase política cuando se 'agita' este tema?

No voy a valorar las intenciones de cada uno. Pero es muy habitual lanzar fuegos de artificio para evitar hablar de otras cosas de las que a alguien no le conviene hablar.

¿En Euskadi conocemos bien el Concierto Económico, o ese desconocimiento que hay en el Estado lo hay también aquí?

El nivel político, el institucional, el de las personas involucradas en la actividad económica saben perfectamente qué es el Concierto, lo que significa y lo que supone. Entre el resto de la ciudadanía, hay consecuencias del Concierto que se conocen. Pero de ahí a que sepan qué tiene el Concierto dentro, qué es un punto de conexión, qué es la parte financiera, la tributaria... Lo que tiene que conocer la ciudadanía es que si aquí se prestan los servicios que se prestan es porque tenemos Concierto, porque recaudamos los impuestos, pagamos lo que tenemos que pagar a Madrid y decidimos ese dinero en qué lo invertimos. Eso es el Concierto para la ciudadanía y creo que eso sí lo sabe.

¿Echa de menos algún tipo de actuación dirigida a la difusión del conocimiento de la trascendencia que tiene el Concierto Económico para toda la ciudadanía?

Hemos puesto en marcha diferentes actuaciones, como el Centro de Documentación del Concierto Económico y de las Haciendas Forales, pero estamos abiertos a sugerencias y no descartamos otras iniciativas que ayuden a la difusión y a una mejor información hacia la ciudadanía.

Las encuestas realizadas por "Ad Concordiam" y otros organismos revelan que los últimos años no ha habido un incremento del conocimiento del Concierto Económico entre los ciudadanos vascos. ¿A qué cree que se debe? ¿La Administración tiene algún tipo de responsabilidad?

Seguramente tenemos que empezar, como con el fraude, a explicar desde la escuela lo que es el Concierto Económico. Hay que reflexionar sobre cuestiones como que ni siquiera se haga un "stage" informativo a los alumnos de Económicas o Empresariales en la universidad sobre qué es el Concierto, qué es el Cupo... Eso es algo que vamos a tener que corregir.

El reciente debate que ha habido en el Estado sobre el Concierto Económico ha girado en torno a dos cuestiones principales: las críticas a este sistema y su posible transposición a otras Comunidades Autónomas, por ejemplo a Catalunya. ¿Cree que sería viable que se extendiera el modelo del Concierto Económico a otros puntos del Estado?

Las cosas tienen su tiempo. La primera comunidad autónoma que puso encima de la mesa un Estatuto en el que se recoge el Concierto Económico es el País Vasco. Las demás que fueron por detrás, incluida Catalunya, no incluyeron el Concierto. En su momento hubo que tomar una decisión y no quisieron incluir un modelo como el del Concierto. Creo que cada uno debe asumir sus decisiones.
Otra cuestión es si hoy pudiera haber alguna Comunidad, además del País Vasco y Navarra, con legitimidad para reclamar un régimen similar al del Concierto Económico. Considero que, con independencia de las dificultades jurídicas y políticas que la cuestión plantea, la única Comunidad legitimada para solicitarlo sería la de Catalunya.
En el resto, no tendría ningún sentido.

Ahora que también ha salido a la palestra la reformulación del Estado, para plantearlo como un estado federal, ¿esos cambios afectarían al Concierto Económico? ¿Tendría encaje el Concierto Económico en un Estado federal, como el que algunos propugnan?

¿Por qué no? Perfectamente. Además aquí también se está propugnando por otras fuerzas políticas la revisión del Estatuto de Gernika, el establecimiento de un nuevo pacto bilateral entre partes iguales en una relación País Vasco-Estado. Si se ha podido dar eso en los años ochenta, después de la transición, perfectamente se puede hacer ahora. Por cierto, ese encaje también se da en Europa; Europa también reconoce el Concierto Económico, así que es un modelo que es viable.

¿Y podría ser también un referente para aquellos lugares de otros Estados que tienen aspiraciones de mayor autogobierno?

No sé si es referente o no. Que ha venido gente a ver cómo lo hacemos, sí. Han venido a conocerlo y les gusta el modelo. Sobre todo a aquellas partes de Estados que son regiones con singularidades propias que están peleando por estas cosas.

Ese interés por el Concierto Económico en otros lugares del planeta, ¿quiere decir que se conoce el modelo fuera?

"Ad Concordiam" difunde el Concierto Económico en todas partes. Recientemente, una funcionaria de esta Diputación ha estado tres meses en la Universidad de Reno haciendo un "stage", explicando el Concierto y la tributación, el modelo que tenemos aquí. Y tenemos documentación de "Ad Concordiam" escrita en inglés, que se envía a bibliotecas, a personas interesadas...

Y cuando se cuenta este modelo fuera, ¿qué sensación causa?

Las personas a las que se lo presentamos se sorprenden y ven lo complejo que es. Todas se interesan por cómo nos desenvolvemos. Se sorprenden del nivel competencial que el Concierto reconoce a las instituciones vascas, que responde a una concepción muy diferente a lo que puede ser una hacienda clásica como las que hay en la Europa actual, el modelo francés, la hacienda centralista, única... Es un modelo realmente singular y así nos lo manifiestan.

...