ALONSO CREE QUE EL CONCIERTO SE USA PARA “EXPRIMIR A LA GENTE”

ALONSO CREE QUE EL CONCIERTO SE USA PARA “EXPRIMIR A LA GENTE”

03/10/2019Fuente: NOTICIAS DE GIPUZKOA

El PP plantea una reforma fiscal que rebajaría el IRPF en 1.200 euros por cada contribuyente

 

El PP de la CAV desgranó ayer la reforma fiscal que quiere implantar en los tres territorios y que es condición sine qua non para facilitar la aprobación de los presupuestos del Gobierno de Iñigo Urkullu de cara al último ejercicio de la legislatura. En la línea marcada tras la convención celebrada el pasado mes por la formación conservadora, su presidente, Alfonso Alonso, salió ayer a presentar su propuesta marcando un perfil moderado, huyendo de "azuzar a nacionalistas contra no nacionalistas", defendiendo la fiscalidad propia de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, y el liberalismo como argumento económico.

La propuesta del PP, que se aprobaría en 2020 y afectaría a ese mismo ejercicio y al siguiente, plantea aprovechar la buena recaudación fiscal de los últimos ejercicios para rebajar el IRPF a las rentas medias y bajas en unos 1.200 euros por contribuyente. La medida supondría dejar de ingresar unos mil millones de euros en dos cursos pero, según Alonso, estimularía el consumo, la inversión y el empleo, retendría a los contribuyentes en Euskadi y, por ello, la recaudación subiría a medio plazo.

La tesis del PP de la CAV es que se debe aprovechar el Concierto Económico para competir con otras comunidades autónomas, principalmente con Madrid, en lugar de mantener los actuales tipos y emplear la capacidad fiscal de los tres territorios para "exprimir a la gente".

Los populares criticaron que el PNV no quiera "cumplir el compromiso" que, dicen, adquirió cuando pactó con el PP rebajar el Impuesto de Sociedades, y que contemplaría actuar sobre las rentas familiares. Según Alonso, los vascos pagaron en 2018 1.000 euros más de media por IRPF que en 2013.

La rebaja de este impuesto pasaría de una horquilla de entre el 23% y el 49% a otra de entre el 18% y el 45%. Además, se propone aumentar las deducciones por hijos, por conciliación, por dependencia o discapacidad, por nacimiento de hijos, por cuidado de ascendientes, por edad o para autónomos en baja laboral. El PP también quiere abaratar el rescate de planes de pensiones, eliminar el impuesto de Patrimonio, y los de Transmisiones y Donaciones entre familiares directos, así como establecer exenciones en el de Donaciones.

El PP registrará la próxima semana en las Juntas Generales de los tres territorios su propuesta y, aunque no tiene "mucha confianza" en el que el PNV la acepte, seguirá "dando batalla" y "con el teléfono abierto para negociar". Todo ello a pesar de que los jeltzales "no están para negociar, Ortuzar está grosero y agresivo, falta al respeto a todo el mundo y predica un nacionalismo obligatorio que insulta a la mayoría", según dijo Alonso en referencia a los discursos del Alderdi Eguna celebrado el pasado domingo.