MÁS CONCIERTO Y MENOS IMPUESTOS, LA RECETA PARA EUSKADI

MÁS CONCIERTO Y MENOS IMPUESTOS, 
LA RECETA PARA EUSKADI

13/09/2019Fuente: ELCORREO.COM

El PP vasco reafirmará su apuesta por una fiscalidad «moderna» y la iniciativa privada para que Euskadi recupere la «relevancia perdida»

 

«Frente al mantra de que el nacionalismo siempre ha gestionado bien el país, después de décadas de autogobierno podemos decir que el País Vasco no solo no ha ganado relevancia económica con respecto al conjunto de la economía nacional, si no que a día de hoy somos menos relevantes en el conjunto de España de lo que éramos hace 20 años». Con este análisis como punto de partida, el PP vasco presentará en la convención su 'receta económica' para que Euskadi «vuelve a ser una potencia industrial y financiera».

La base de todo el entramado económica vasco debe ser, según los populares, los «principios liberales» y los «instrumentos» que otorga el autogobierno: el Estatuto y el Concierto Económico. El PP defenderá que están «más vivos que nunca». «Reivindicamos la tierra que existía antes del nacimiento del nacionalismo. Nuestro fuero es la libertad», apuntan en la ponencia económica que presentarán mañana.

Gracias al Concierto, Euskadi disfruta de un régimen fiscal especial, que los populares creen que tiene que emplearse como «herramienta» para lograr la «competitividad». Para ello apuestan por una reforma fiscal que incluya «bajadas de tipos en todos los tramos del IRPF» y «bonificar impuestos antiguos y cuasi confiscatorios» como el de Sucesiones y Patrimonio. «Una política fiscal moderna y adapta a los nuevos tiempos», resumen. El PP quiere además acabar con una economía vasca «muy dopada y adormecida» y que el Gobierno vasco y las diputaciones «dejen espacio a la iniciativa privada» para impulsar la «innovación».

A nivel institucional, y en línea con sus planteamientos «liberales y foralista», el PP vasco defenderá que las diputaciones ganen peso respecto al Gobierno vasco. Por ello, abogará por revisar la Ley de Aportaciones, para que se reduzcan los fondos que las tres instituciones forales entregan al Ejecutivo autónomo –al que acusan de mala gestión y de aumentar desproporcionadamente su plantilla–.

Reforma de la RGI

En concreto, quiere que en vez del 70% actual, las tres diputaciones sólo entreguen el 60% de la recaudación de tributos concertados a Lakua. Así, Bizkaia habría contado este año, por ejemplo, con 681 millones de euros más; Álava con 221; y Gipuzkoa, con 448. Ese montante 'extra' les permitiría mejorar la financiación de los servicios sociales –ayudas a mayores, familias, dependientes...–.

En el campo social, harán bandera de una reforma «profunda y rigurosa» del sistema de protección en Euskadi, sobre todo de la RGI, para atajar «situaciones irregulares» y vincular las ayudas a la «formación y el empleo».

También trabajará para que el «nivel de euskera» no sea un «obstáculo» para acceder a puestos en Osakidetza y se reafirmará como un partido a favor de la «inmigración legal, ordenada y vinculada al empleo», así como de una política «que huya del buenismo». En cuanto a los menores no acompañados (menas), el PP «exigirá más rapidez y coordinación» a la hora de realizar las pruebas óseas para determinar la edad de los inmigrantes acogidos en centros, para cuyos trabajadores reclamará «seguridad».