PACTO ENTRE LA CAV Y MADRID PARA DEJAR «EN ORDEN Y EN PAZ» LAS FINANZAS PÚBLICAS

PACTO ENTRE LA CAV Y MADRID PARA DEJAR «EN ORDEN Y EN PAZ» LAS FINANZAS PÚBLICAS

12/03/2020Fuente: Gara

La Comisión Mixta del Concierto Económico se cerró ayer con 13 acuerdos. Lakua habló de «buenos beneficios para Euskadi» y de concordia en las relaciones fiscales y financieras con Madrid.

 

La reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico ce- lebrada ayer en Madrid terminó con fumata blanca. Las delegaciones de la CAV, encabezadas por el Consejero de Hacienda y Economía, Pedro Aspiazu, que contó con la presencia de los tres diputados generales, y la del Estado, que lideró la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, firmaron 13 acuerdos en los ámbitos financiero, tributario y de estabilidad presupuestaria. Algo que para Lakua supone certificar, en este final de legislatura y con la precampaña ya lanzada, que las relaciones con el Estado español en materia fiscal y financiera están «en orden».

El Concierto Económico, un instrumento financiero limita- do que es atacado con afirmaciones y mitos falsos como que es un «privilegio medieval» para crear un «paraíso fiscal» y contra el que acechan amenazas para limitarlo todavía más, aún teniendo mucho recorrido por delante para hacerlo realmente bilateral en la vía de recuperación de la plena soberanía vasca, regula el estado de las finanzas públicas entre ambas administraciones. Tras la reunión de ayer, Lakua habló de una situación de «paz financiera» y puso en valor los «compromisos pioneros» en materia tributaria y de estabilidad.

La Comisión Mixta del Con- cierto Económico arregló así mismo discrepancias financieras de más de diez años ys e acordó la nueva Ley Quinquenal de Cupo 2017-2021. En virtud de la misma, además de cerrarse los Cupos definitivos de 2017 (fijado en 1.214 millones) y de 2018 (1.341 millones), se fijó provisionalmente el de 2019, según el cual la CAV abonará a Madrid 1.343 millones de euros. Igual- mente, ambas delegaciones cerraron el acuerdo que fija el im- porte correspondiente a las Políticas Activas de Empleo (más de 276 millones en 2019) y a la participación en la financiación del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género, median- te el cual la CAV recibirá 24 millones por este concepto.

1.353 MILLONES
La CAV abonará al Estado un Cupo de 1.343 millones de euros correspondiente a 2019 por el
desarrollo de competencias no transferidas, con independencia del lugar donde el Gobierno
central realice ese gasto.

VENTANILLA ÚNICA
Por primera vez se reconoce a las Diputaciones como competentes para recaudar el IVA
transfronterizo de determinados regímenes especiales de este impuesto, avanzando hacia el
procedimiento de «ventanilla única» que promueve la UE.

 

Entre los diferentes acuerdos que ayer se cerraron en Madrid esta el que fija la senda de estabilidad presupuestaria específica para la CAV para el período 2020-2023 que establece un déficit en el 0% del PIB –aunque podría variar de darse cambios significativos de previsiones macroeconómicas no atribuibles a decisiones discrecionales de Gasteiz– y cómo aplicar el superávit de las administraciones vascas. Resulta llamativo y debe resaltarse que, por primera vez, se reconoce la capacidad de recaudar a las diputaciones vascas el IVA transfronterizo de determinados regímenes especiales del mismo impuesto, algo que simplificaría la relación de los operadores económicos y facilitaría una relación exclusiva con una única Administración tributaria.

Junto a estos acuerdos, se ha pactado también tratar en una próxima reunión bilateral el tema –aunque no hay obligación o mecanismo alguno para materializarlo– de la presencia vasca en foros fiscales internacionales. Consta en acta como una aspiración vasca, pero por ahora no va mucho más allá. Por último, ambas delegaciones acordaron celebrar otra Comisión Mixta antes de julio para abordar las hipotéticas modificaciones del Concierto Económico que la CAV y Madrid pudieran consensuar y, a su vez, para tratar la re- novación de la Junta Arbitral y la modificación del reglamento de la misma.

Aspiazu destacó que «estos acuerdos benefician a Euskadi» y son buenos porque «mantienen una relación normalizada con el Gobierno de España».